martes, 2 de diciembre de 2008

Un día más

Empieza pusilánime. Como pidiendo permiso, temerosamente. Se desliza como una serpiente con el veneno goteando de los colmillos, dispuesta a atacar. Con su naturaleza viperina se aproxima lentamente. Aunque sin zigzaguear, va llegando a su destino. Es su función, su naturaleza. Cada mañana ataca en toda dirección y a cada segundo, consiguiendo una víctima nueva. Nueva y conocida, pues cada mañana todas las víctimas vuelven a caer, cíclicamente. Es como algo mecánico que nunca debe cambiar. Como si el ente solipsista que determina su existencia gozara infinitamente en ese sufrimiento. Sin embargo, esa mañana no fue igual, no para X. Cuando lo alcanzó el rayo de luz a través de las persianas de la habitación, pobremente amoblada y - sólo por eso - extremadamente ordenada, y lo despertó. Lo primero que vino a su mente es que el caos es síntoma de libertad. Vio su habitación e hizo un rápido repaso a sus últimos años y a sus actividades diarias y se sintió más muerto que nunca. Sus ojos se sintieron especialmente cansados, milenariamente cansados…Como si supiera que algo iba a pasar…


No quiero pensar mil veces las mismas cosas, ni contemplarlas sabiamente… Quiero que me trates, suavementeEs curioso que suene esa canción justo esta noche, pensó X. Justo hoy. Recogía sus cosas mientras miraba desde uno de los pisos más altos al vacío. A la nada. A esas luces de colores –principalmente rojos, blancos y verdes – que la noche agitaba. Esposos adúlteros. Violadores en potencia. Ladrones. Coimeros. Lo peor de la sociedad se movía con esas luces. Y le gustaba sentirse encima de ellos. Disfrutaba sentirse sobre ellos, aunque sea instantes. Era un ritual… Sólo que hoy es diferente, pensó.

Apagó el interruptor, volteando en ese instante a ver el otro extremo de la oficina. Las luces de los fluorescentes caían como fichas de dominó, dejando lentamente todo oscuro, lujuriosamente oscuro…como después de recibir el rayo de luz. Y ahí tomó la decisión. Sin más…sin ir a otro lado. Se dio cuenta que lo quería y que sería ahí mismo…Se dio cuenta que no podría ser de otra forma, que era lo que había sentido diferente esa mañana, cuando el rayo de luz se coló por las persianas con su hálito asesino…

Oscuro. Deliciosamente oscuro. Las pupilas, dilatadas hasta el dolor, se esfuerzan vanamente. Innecesariamente. Lo disfruta, lo quiere, lo desea, lo necesita más que la vida misma o el aire que, aún, respira… En ese instante no recuerda exactamente cómo llegó a ese punto. En ese instante trata -angustiado- de recordar algo, de acariciar algo con la mente… Y es por esa misma angustia, no se da cuenta que ve un destello. Último. Imperceptible aún si hubiera estado atento. Quedan las pupilas. Vacías como siempre… sólo que ahora está clínicamente muerto…

Pasan dos días. Suenan las doce de la noche. El resto del mundo sigue con su vida. Celebran Navidad. Gloria a Dios en las alturas y paz en la tierra a los hombres de buena voluntad, se saludan, afectuosamente algunos, hipócritamente… casi todos. Y, definitivamente, nadie extraña a X… Es como si nunca hubiera pasado por acá, como si no hubiera nacido de un vientre… Al menos hasta después de las vacaciones navideñas en que, por un par de días, será noticia. Y luego, todo regresará a la normalidad y X seguirá muerto como siempre, seguirá en el olvido… Mientras tanto, todos los días, ese rayo de luz cobrará a todas sus mismas víctimas y de vez en cuando elegirá una, sólo una para un despertar final...

17 comentarios:

Renzo dijo...

Damn...
Me hizo recordar a un episodio de la dimensión desconocida...

4R3SIUS dijo...

Pues nunca vi la dimensión desconocida... sólo fue algo que me salió de un tirón...pero hay varios temas ahí, aunque creo que quedaron un poco entrelíneas

Renzo dijo...

Bueno en realidad soy un apresurado por eso no he descubierto los temas entre líneas

Jesucristo Superstar Parroquia San Norberto dijo...

Simplemente la hironico de nuestro ser cuando resaltamos la hipocrecia mas resaltante dentro de una sociedad en la cual muchos les gusta aparentar y no ser...

Muy bueno...

4R3SIUS dijo...

Pues tal vez sea que solo que la dimensión desconocida está entre nosotros... O que no expuse bien lo que está entre líneas ._.'

Creo que el principal tema es la indiferencia de la sociedad y el fracaso personal-profesional que te podrían llevar a una desición así, reflejada en la depresión de X y detonada por nuestro rayo de luz de cada día

Pepe dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Vida dijo...

Mucha soledad. Que terrible morir y no quedar en la memoria de nadie. Y el ni siquiera tuvo escenas que pasaran por sus ojos antes de morir.
Porque la idea de que el caos es libertad?

Frani dijo...

La libertad del caos. Fue lo que me pareció más bonito a mí. Triste la soledad. Y sentir qye nadie da medio por uno. Pero el acechar en la noche, eso es chévere. Franz Kafka visita la dimensión desconocida. Mi palabra secreta es remón. A bastante gente le han tocado cosas raras, no? Me falta sólo una entrada (Busco Equipo 2.0) y estoy oficialmente al día. ¡Yeeeee!

4R3SIUS dijo...

De acuerdo contigo Pepe, creo que eso de el individuo como elemento completamente prescindible, como un elemento producido en serie, como algo circunstancial es lo más saltante del relato...

Vida, tu eres la antítesis de este relato, por eso te parece tan triste

La frase correcta es "Bendito sea el caos, porque es síntoma de libertad" y bueno es que si bien no soy partidario -en lo más mínimo- de la anarquía, soy consciente que tampoco me gustaría un estado totalitario, ni del punto socialista, ni robotizado desde el punto capitalista

Frani: El universo Kafkiano tiene bastante influencia en este relato, con algo de Hesse, de Nietzsche, de tantos más...tan ellos, tan yo

Frani dijo...

Leí Busco Equipo 2.0, pero no quiero postearle un comentario porque el número 69 me parece muy bonito. Más por la simetría que por la mañozada.

La canción Whenever you go me trae recuerdos muy poco gratos. En serio no me acuerdo por qué, pero prefiero no seguir haciendo el esfuerzo por recordar. En primer grado jugué fútbol por mi colegio. Lo único que había que saber era para dónde pateabas. A mí me daba igual, ere hiperactivo y no prestaba mucha atención que digamos. Tanto es así que a medio partido me robé la copa y tuve a 2 manganzones persiguiéndome hasta que acabó el partido. Tiempos aquellos... Me hizo mucha gracia lo de "Papucho". Saludos.

Renzo dijo...

Frani

Ja ja ja, le robaré espacio a 4R3SIUS para contestarte. Quedará pues en 69 comentarios

Comencé a escuchar esa canción (Wherever you will go) en versión bossa nova. Luego encontré la versión original de "The Calling" en Youtube y me he quedado enganchado. Esa parte en que la flaca destruye todo lo que hay en el cuarto me recordó a Patience de Guns N Roses cuando Axl hace pedazos el teléfono. Igual me parece lo máximo por la letra ("Run away with my hope"), la música y el video

aLexandra nunca me contestó si quería decirme papucho. Me imagino que lo estará pensando
ja ja ja

Vida dijo...

No te la creas 4r3sius, esta vida tambien tiene sus soledades y sus miserias.
Hace tiempo estoy por preguntarte, como se lee tu nick, presius? (soy medio anticucha para estas palabras con numeros). Me pasa que siempre que la miro pienso en "my precious".

4R3SIUS dijo...

Vida, pues, confío en que tus miserias y soledades sean las menos...
Por otro lado, mi nick se lee "aresius", y tiene q ver con precious, porque era un mago de un universo tipo Lord of the Rings

alborotada dijo...

senti algo parecido a la claustrofobia....

4R3SIUS dijo...

cuéntame cómo fue eso Alborotada? Será porque un rayo de luz se colaba por la ventana? Espero que no

icaroperu dijo...

parecio un sueño del q algunos no quieren despertar por miedo a lo que veran en la realidad, quizas por eso algunos desean soñar por siempre.
q tragico sono eso
LA VIDA no pasa en vano siempre causaremos q alguien diga "y donde andara fulano" "que habra sido de su vida" etc etc y eso de que el mundo no se de cuenta de nuestra ausencia totalmente en desacuerdo siempre habra alguien q extrañe nuestra presencia a esto sumando el esfuerzo de nosotros mismos al andar digo yo la vida es un largo camino y siempre se cruzara con el camino de otros. asi como me he cruzado con uds. disfruto mucho este trecho del camino

4R3SIUS dijo...

Ícaro, de acuerdo, siempre alguien te recordará (empecemos por la familia directa, no? necesariamente tendría que hacerlo) Sin embargo hay gente, que por sus mismas limitaciones, o porque es absorbida por el sistema simplemente pasaron por un lugar y nadie se percata de ellos o los hacen sentir ignorados o nadie... y en eso colabora el mismo sistema...Todo eso, sumado a algún tipo de depresión feroz te llevaría a sentirte como una tuerca completamente prescindible y/o reemplazable del sistema y por algún afán de figuración, a cometer un suicidio... La sociedad y el sistema pueden llevarte a eso, a esas sensaciones si sicológicamente eres vulnerable