sábado, 27 de junio de 2009

EL RETO (1): ¿Cómo me metí en esto?

Si la memoria me lo permite
La memoria me falla mucho últimamente, me falla para marcar un número telefónico y me falla hasta para visitar un blog… espero que esta vez no me falle tanto y pueda (por fin) contar una historia que quiero contar. Veamos, ¿por dónde empiezo?

Mi situación
Eran días en que mi balanza mecánica, que compré ante la insistencia-sugerencia de Gina a treinta soles*, descansaba casi olvidada en un rincón. Cuadrada, blanca y con una familia de patitos desfilando inmóviles debajo de la pantalla que tiene pintada la línea roja que debería decirme cuanto peso, en una esquina de un cuarto donde hay muchas cosas olvidadas.









En esos días no era necesario preguntarle a mi balanza cuánto pesaba, bastaba con mirarme de puerco entero, diría que estaba cerca de los 80 kilos. Y mi estado físico…ja!! Mi estado físico era calamitoso. Hacía una semana que había comenzado el campeonato de Mini-fútbol “Verano 2009” de la empresa donde trabajo(¡Lo hacemos con energía!) y en el primer partido pude “jugar”, si a ir de un lado a otro se le puede llamar así, solamente diez minutos, el juego continuó después, pero yo me quedé en el segundo 59 del décimo minuto. Desde la banca me preguntaban si podía continuar y yo ni siquiera tenía fuerzas para contestar; ¡Cambio!- le gritaron al árbitro- y yo respiré aliviado. El segundo partido fue mejor, logré completar un tiempo de 15 minutos y pude reingresar los últimos cinco del segundo tiempo de nuestra segunda derrota.
En resumen: estaba para el gato.

La llamada/propuesta de V
De los ocho hijos de nuestra misma madre que somos, el más distante con respecto a los demás siempre ha sido V, es distante geográficamente, es distante físicamente, es distante en su manera de ver el mundo. Es distante, pero no por eso es menos querido. Por eso, por lo distante, me sorprendió mucho que me llamara por teléfono un jueves cualquiera.
¿De qué se podía tratar? No había ningún cumpleaños cerca, ni aniversario que festejar, ni deuda que cancelar y ya ni hablemos de su negocio de “Wonder life” en el que ni a balazos me metería, como se lo he dejado bien claro muchas veces.
Pero estaba subestimando el nivel de persistencia de V.
Sí, se trataba de “Wonder life” solo que esta vez la propuesta era algo diferente, esta vez no implicaba formar parte de los engranajes que mueven y llenan los bolsillos a los generosos dueños de “Wonder life”, al menos no directamente.

Y hasta aquí llega lo que debe ser el prólogo más largo de un post que se haya escrito jamás, con ustedes LA PROPUESTA:
V quería que participe en un concurso llamado El Reto de Control de Peso.

¿Qué tal el nombrecito? Claro, toda actividad de Wonder Life tiene que tener un nombre impactante, sino no se nota que es UNA ACTIVIDAD DE WONDER LIFE, y para darle más realce al asunto no se le llama El Reto de Control de Peso, no, No, NO, eso de llamar a las cosas por su nombre ya pasó de moda, se le debe llamar el RCP como para ir más de acuerdo con nuestros tiempos**.


Las Reglas del Concurso
• El RCP consiste en juntar un grupo de aproximadamente 30 personas que deseen bajar de peso o que deseen el premio por ganar el concurso.
• Cada uno de los concursantes debía aportar la irrisoria suma de S/.90.
• Los concursantes serían pesados y se les tomaría las medidas de caderas y cintura.
• El primer premio era S/.1,500 y el segundo premio S/.500
• El que lograra bajar más porcentaje de su peso en 7 semanas ganaría el primer premio y el que bajara más centímetros sumando caderas y cintura se llevaría el segundo premio.
• Se harían controles semanales de peso y se premiarían a los que bajaran más peso en el transcurso de la semana.

Participo o no participo: razones de peso
Quedé con V en que le iba a responder al día siguiente si participaba o no en el famoso “RCP”
Había que poner en mi balanza de patitos imaginaria los pros y contras de participar en el RCP:
1. El premio era de 1500 soles, participo.
2. La inscripción era de 90 soles, no participo.
3. Estaba cerca de llegar a los 80 Kilos, participo
4. Se trataba de UNA(1) ACTIVIDAD WONDER LIFE, no participo.
5. Podría demostrarles que sin usar sus productos(0) se puede bajar de peso, participo.

Haciendo números: 1500-90+80-1+0= 1489
1489 razones para participar, ya estaba decidido.

La Respuesta, el reto y el Protocolo
Fui claro(otra vez) con V, iba participar, no iba a comprar ni vender ni un gramo de su producto y, a pesar de eso, -le dije- ganaré y verás que no se necesita de esos menjunjes para bajar de peso. Ese era el verdadero Reto: ganarle en sus propios términos.
Desempolvé mi balanza de patitos, la real, para ver en que condición me encontraba. La línea roja indicaba 77 y medio, recordaba que hace muchos años, cuando mi “pellejo” y yo éramos tortolitos, pesaba 64; es decir, tenía algo más de 13 kilos para bajar, esa era mi meta.
Al día siguiente ya estaban V y su “pellejo” en mi casa con la ficha de inscripción, curioso lo rápido que llegaron cuando en otras ocasiones para venir a visitarme ponían de excusa a la distancia, conclusión: Wonder Life acorta las distancias.
Leí detenidamente las condiciones enumeradas en la ficha y firmé el documento. Ya no podía renunciar, el siguiente paso era: las medidas oficiales…

CONTINUARÁ


* como diez dólares al tipo de cambio de hoy

** Navegando por la red me dí con la sorpresa que a la película que yo llamaba El regreso del Jedi, ya no se le llama así, ahora le dicen TROTJ(The Return of the Jedi), La comunidad del Anillo es: TFOTR(The Felowship of the ring) y así un larguísimo etcétera de títulos, ya no sé ni para qué los traductores se molestan en ponerle un título en español a estas “pelas”(yo también con modismos, por qué no)

14 comentarios:

Diana dijo...

Grrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrr!!!!! recontra grrrr arff arf , ya pes Mitchell, no así no es!!! me leí todo tu post en un día!! (últimamente es un récord hacer eso) weno leí leí comiéndome las uñas y me pones continuará no pesss así no es mal mal, el día del encontrón trón trón no te dejaste manipular ejem! quiero decir convencer pa q contaras nada de nada y ahora nos dejas en ascuass buaaaaaaa ... eíjo una explicación

alborotada dijo...

¿tan tan tan tan?....

esos tipos de "continuará...." son como para desaparecerlos, asi no juega Perú!!!!....

tu manera de hacer numeros me parece excelente.... la aplicaré de ahora en adelante para tomar decisiones medio q importantes....

lo q no puedo dejar de comentar es....
CONTINUARÁ....

alborotada (siguiendo las malas costumbres)....

aLexandra dijo...

ja, a mi me cae a pelos este "continuará" porque he de desaparecer mientras duren los exámenes finales.

cada quien tiene que lidiar con su reto. ¿sí o no?

Mitchell_Atormentado dijo...

Diana:
Lo siento, es que contar lo que ha sucedido en algo más de 50 días en un solo post se me hacía muy difícil.
Estoy tratando de resumir todo al máximo y sobretodo de que la lectura no les resulte pesada.

Espero que el próximo post también lo leas de un tirón, no te lo pierdas porque les voy a contar cómo logré bajar de peso.

Saludos

Mitchell_Atormentado dijo...

Alboratada:

Yo también odio a los "continuará", pero créeme que este no tiene ningún afán "marketero", si lo contaba todo en un solo post nadie lo terminaba de leer.

Los números son mi trabajo y mi pasión.

Saludos

Mitchell_Atormentado dijo...

aLexandra:

No te preocupes, tú sigue con lo tuyo y ya nos contarás cómo te fue.

Si quieres espero a que pasen tus exámenes para seguir con la historia, ¿ustedes qué dicen muchachos?

Saludos

aLexandra dijo...

ah, no, no les hagas esperar tanto... 2 semanas?

mejor así cuando llegue (me resistí a hiperdesaparecer pero la entrega de los trabajos finales es inminente) me encuentro con la sorpresa, jujuju.

icaroperu dijo...

asuuu eso si con lujo de detalles si me hacen favor je je je je ya que yo ando en las mismas

killa dijo...

Grrr!!! si pues eres muy marketero...mentira...pero termina de contar la historia...
Para una persona como yo que aumento de golpe 12 kilos y luego bajo 7, le intriga mucho mas conocer tu historia, es un verdadero esfuerzo lograr bajar de peso, jamás pensé estar en ese dilema existencial, siempre fui de las recontra-flacas que veía a sus amigas sufrir por el aumento de peso, mientras yo por más que comía nunca lograba subir un gramo...que no intente!!! y como los subi!!! de la manera mas irresponsable...claro luego mi trauma fue el bajarlos...es horrible hacer dieta, felizmente adoro hacer ejercicios, pero sentía pánico cada vez que subía a la balanza, porque yo me compre una sin que nadie me lo sugiera, esa era mi penitencia, luego de levantarme derechito a la balanza, hasta que baje 7 kilos!!! que felicidad y he prometido nunca mas volver a desear aumentar de peso...

Aldo dijo...

Loco avisa cuando se viene la segunda parte para ese dia leerla desparramado en mi sofá con una hawaiana familiar con queso extra y su respectivo six.

Mitchell_Atormentado dijo...

aLexandra:
Parece que a este ritmo voy a terminar la historia para la matrícula de tu siguiente ciclo.

sAludos

Mitchell_Atormentado dijo...

Icaro:
¿En qué mismas andas?

Saludos

Mitchell_Atormentado dijo...

Killa:
La clave está en los ejercicios, bajar de peso sin ejercicios es más difícil que morderse los codos

Saludos

Mitchell_Atormentado dijo...

Aldo:

Al menos que el six sea light ¿no?

Saludos