viernes, 21 de noviembre de 2008

¿Canta? ¿Obrajillo? Aquisito no má...



El siguiente es un fiel testimonio de lo que la frase "Aquisito no má" significa y los errores a los que te puede inducir, tanto de cálculo, como de expectativas, lo que se iba a convertir en un paseo para escapar de Lima y su panza de burro se convirtió en un trajinado viaje, donde el reposo y la paz que buscábamos encontrar nunca se hicieron presentes, pero al menos quedó una bonita anécdota.


Ayer, y luego de tener una pequeña pero productiva discusión acerca de los viajes largos y los peligros de las carreteras peruanas, y con las bolsas llenas de sanguchitos y fruta para el camino, enrumbamos hacia Obrajillo en mi vocho setentero, recientemente reparado (hace una semana le fallaba un cilindro y me botaba gasolina). Yo había estado antes en Santa Rosa de Quives, pero nunca había llegado a Canta, así que la meta era esa y además llegar a Obrajillo. Conocía que la salida era al final de la Túpac Amaru, y lo primero que pensé al llegar al final del limeñisimo Km. 22 fue "por dios, que fea esta la pista...seguro que mas alla se mejora"...craso error, creo que nunca se mejoró hasta cinco kilómetros antes de llegar a Canta. Me extrañó, porque yo recuerdo una pista tranquila y suave, ¿o será que cuando fui a Quives fue en una cuatro por cuatro y no en un vocho guerrero? de repente...prosigo, al entrar al Kilómetro 23 de la dichosa vía, no tenía la mas remota idea de a que distancia se encontraba Canta, solo recuerdo que me dijeron una vez "de acá de Quives, unos 30 minutos mas arribita...", claro que se olvidaron del pequeño detalle de 30 minutos en que carrito, a que velocidad, etc., etc., etc. Pero yo subí confiado en esa ancestral referencia. Después de casi media hora de viaje, cruzamos un letrero que decía "bienvenidos a Santa Rosa de Quives", "vaya-pensé-mas cerca de lo que recordaba", ese fue el segundo de una larga lista de supuestos erróneos para ese día. A mi lado, mi enamorada observaba el paisaje pues para ella si era la primera vez que salía por esta ruta. Al cabo de un trecho se nos hizo obligatoria la primera parada para satisfacer necesidades fisiológicas. Baño en un restaurante y la pregunta de rigor "dígame maestro, falta mucho para Canta?", "na'...te faltaran unos treinta kilómetros"... "gracias!"...(nota de autor: el restaurante estaba en el Km 38). Seguimos subiendo y llegamos a una bifurcación; una ramificación, la de la izquierda, iba hacia abajo y la otra seguía subiendo. Siguiendo la lógica de que íbamos en subida tomamos el desvío derecho y llegamos... ¡al lindo santuario de Santa Rosa! (pero sin salida a Canta), así que dimos la vuelta en U y regresamos dispuestos a tomar el camino correcto. En el giro un niño se nos acerca a ofrecernos chicha de jora "no gracias, estoy manejando, cuanto para canta?"..."ah...te faltan 39 km..." (¿qué?, ¿no era en el restaurante, diez kilómetros más atrás, que me faltaban treinta?) y seguíamos subiendo. Luego de Quives y de pasar su nuevo country club, una especie de "El Bosque" para Lima Norte (se veía bonito de lejos), entramos a una parte de la carretera donde el paisaje se pone agreste, tanto así que me deprimió un poco y como se alargo mucho, pensé por un momento en dar la vuelta. Si no fuera porque mi copiloto me decía que teníamos que llegar a Obrajillo porque esa era la meta, fácil que daba la media vuelta. A estas alturas ya íbamos como hora y media en la carretera y de Canta...ni el letrero, no se asusten, si iba hora y media era porque el vocho subía a 55 Km/h pero bajando a 25 en cada curva (las que habían cada 200 metros). Atravesamos un caserío, Km 75, “señor, cuánto falta para Canta?”… “media hora joven”… “Gracias”…y seguimos subiendo. A la altura del Km 94, un paisaje arcádico nos llama la atención: pasto, rocas y el río corriendo al lado de la carretera “y si nos detenemos acá”… “no negrita, mejor nos detenemos en el próximo poblado, fácil que es Canta”… seguimos subiendo. Hemos entrado en la zona de badenes, tremendas depresiones en la carretera, ¡y de subida encima!, en verdad no pensé que iba a tener estas complicaciones en la carretera, pasamos, uno, dos, tres, sin problemas… viene el cuarto…tremendo hueco, el vocho lo baja, lo empieza a subir…se me planta en la subida. “¡La cagada! ¡Nos jodimos! ¡Ahora nos quedamos atorados acá!”... arranco el vocho…no me responde…checo la gasolina, todo bien, me sobra más de lo que pensaba, me pregunto por el aceite, nada, los retenes fueron cambiados recién, la bajada del motor fue la semana pasada, no puede ser eso. Vuelvo a intentar…no responde, “¡carajos!, ¡no puede pasarme esto aquí!”…. bombeo…arranco…enciende….piso el acelerador a fondo…en primera sin soltar el embrague…enciende…suelto el freno de mano, aprovecho el primer impulso para salir disparado del badén…la hice…segunda…el carro comienza a cascabelear… “¡carajo!...no te plantes de nuevo…” bajo las revoluciones, regreso a primera, sube tranquilo…poco a poco voy tomando nuevamente impulso…pruebo segunda, no me reclama, avanza más tranquilo. Seguimos subiendo. Quiero llegar a tercera, pero la subida cada vez es más empinada, ni hablar, sigamos en segunda. “cuando lleguemos al próximo poblado damos la vuelta para regresar al paisaje arcádico y empujarnos los sanguchitos, ¿ya?”. Llegamos al próximo poblado, Km 101, “Bienvenidos a Canta” reza el letrero. “¡Lo hicimos negra! ¡lo hicimos!...¡lo hiciste vocho!...te has ganao mi respeto”. Entramos al pueblo por la avenida principal y cinco cuadras más arriba giramos hacia la izquierda para buscar ruta a Obrajillo. Sobre la pared en una esquina una flecha amarilla con bordes rojos indica “A Obrajillo”, la seguimos. Mas adelante nos espera una bajada inmensa, una vía de un solo carril prácticamente, afirmada pero maltratada, pareciera que por ahí se baja en burro nada más. Nos miramos y el silencio lo dice todo “¿Y si no sube de vuelta?”, la bajada es empinada, por lo que el temor de quedarnos abajo luego es perfectamente entendible “A la mierda, el que no arriesga no gana” y diciendo esto enrumbamos hacia Obrajillo. No deben ser más de dos kilómetros, pero cada metro que avanzamos hacia abajo, mi mente se pregunta si lo podré regresar. Trato de no hacerme mucha palta, pero el susto del badén ha sido demasiado. Mi negra me tranquiliza, todo va a estar bien, y yo le hago caso. Llegamos a Obrajillo, acabando la pista esta la plaza, al lado un pub que se ve bien bohemio, en las noches deben armarse buenas bombas acá. Estacionamos en la plaza, “vamos a dar una vuelta”…”¿ya estás más tranquilo?”…”todavía, voy a tranquilizarme luego de conocer la zona”…”esta bien, vamos”… caminando por los parajes encontramos un lado al costado del río, salvo por el bajo chichero de la música del fondo es lo que andábamos buscando. Nos sentamos a comer y pegamos una buena jateadita. Me despierto a la media hora, “negra, regresemos ya, no quiero que nos agarre la noche en la carretera y …me cago de miedo en la subida”… nos miramos, avanzamos, ya es hora de partir de regreso. Nos sentamos en el vocho, lo prendo. Comienzo la subida, mi temor está presente pero debo seguir adelante. Entramos a la trocha…el vocho sube normal, sin problemas, me preocupa un pequeño badén a mitad del camino, pero cuando llegamos a él lo atravesamos sin problemas. Llegamos arriba, Canta nos recibe y nos saluda de paso, ya tenemos que regresar a Lima, no es bueno subestimar una ruta nueva, además caigo en la cuenta que no hay postes en la vía, así que de noche no quiero estar por acá. Nada, seguimos andando, la bajada es mucho mas sencilla, mi copiloto se ha quedado dormida, no la fastidio, atravieso el badén que casi me juega la mala pasada en la subida, pero la bajada ayuda y lo pasamos casi sin sentirlo. Mitad de camino, kilómetro 58, llegamos a un poblado y nos detenemos a pedirnos un plato de trucha frita, no nos hubiéramos perdonado el regresar a Lima sin probarla. Seguimos bajando. Ya estamos despiertos los dos, y un improvisado canto de jarana nos ayuda a sobrellevar los últimos veinte kilómetros de la vía. Estamos en Lima casi a las 6 de la tarde, el sol ya viene cayendo. El trayecto se hizo sin contratiempos. A la casa de mi negrita.

28 comentarios:

aLexandra dijo...

canta.
una vez los de I fuimos como asistentes de los de III porque ellos tenían que hacer un trabajo de geografía allá y nuestro tutor era su profe del curso. fue bacán.
en el camino tenía que ir a puntando el movimiento del tráfico; en dónde había más carros, de qué tipo, las personas, los paraderos, los emolienteros. me llamó mucho la atención la cantidad enorme de gente que tomaba su micro a las 6am, la que pensaba la hora más insánamente razonable para empezar a despertarse.
así fue.
no me acuerdo como fue todo. describimos cerros, un valle, el río (yo no me quería meter porque estaba frío).
un grupo se fue a obrajillo y otro a no me acuerdo dónde. yo fui a no me acuerdo. teníamos que hacer un mapeo de los sitios turísticos. éramos 5 en el grupo, 3 de III y 2 de II. me divertí.
en la tarde tuvimos que hacer un mapeo de canta... con sus calles, su plaza de toros, su cementerio. todo. teníamos que hacerlo a pata, pero vivos como ningunos nos alegramos mucho al llegar a la comisaría. hicimos un par de preguntas, pusimos caras de niños buenos y honrados y copiamos el mapa de esa pared color raro.
también nos despertamos a las 4am para ver amanecer a canta. de eso me acuerdo del frío y del señor con su burro.
en II volví a ir a canta, pero con toda la promoción. yo estuve en el cuarto donde supuestamente murió calcinada una niña. a pesar de eso nunca penaron en nuestro cuarto. las chicas de la B, sin embargo, afirmaron haber visto luces verdes visitándolas.
esa vez no pegamos una caminata de 11km hacia no sé donde (y otros 11 de regreso).
yo tenía un diario que nos hacían escribir sobre eso. lamentablemente no sé dónde están.

Javier g. dijo...

excelente anècdota.
Oe Coco por escribir bcan te salvaste del chiste malo.

JOTA dijo...

Genial narracion, Master Cocoroko! Eso si, hay que tener los cojines bien puestos para irte en un 'Vocho' (sin ofender, claro... esos carros si que tienen un motor poderoso) hasta Canta. Nada que ver... yo no me arriesgo a quedarme botado 'por las rutas del Peruuuuuuuuuu'.

Reconozco con hidalguia y bastante verguenza que yo no conozco ambos destinos que visitaste en esta oportunidad. Ya me tocara estar por alla en algun momento.

Las mejores referencias de Obrajillo las tengo gracias a mi hermano 'Eduardillo Pillo', quien desde chibolo era la mascota de mi grupo de camaradas (desde los 13 anhos salia a algunas juergas con nosotros... eso si, sin beber). Mis amigos lo bautizaron como 'Eduardillo Pillo', sobrenombre que cambio con el paso de los anhos a 'Arrechillo', "Cach... illo', 'Producto Peruanillo' (fanatico ese huev... de ese hueco), etc. pero despues de un viaje donde el degenerado de mi companhero de vientre le dio vuelta a una amiga (con la que su amigo queria)... se quedo con 'Eduardillo OBRAJILLO'.

Por supuesto, yo censuro cualquier tipo de comportamiento contra la moral y las buenas costumbres, asi sea mi hermano.

Grande mi hermanillo carajo! (cuando sea grande yo quiero ser como el).

J

Coco dijo...

el vocho salio guerrerazo, luego de canta vinieron lunahuaná un par de veces, cieneguilla varios domingos, cerro azul, y chincha.
hoy lo estoy mentalizando desde ya, porque a fin de año me lo llevo a yauca! :D

Renzo dijo...

Coco
Muy buena tu crónica de viaje...

Mínimo ya te habrás comprado tu guía de carreteras, no?
ja ja ja

Vida dijo...

Que macho para enrumbar sin mapa o por lo menos saber hasta que kilometro vas! Esta Juana Segura, ni dentro Lima enrumba sin por lo menos mirar el plano del destino.
Y cuando agarramos carretera: Trixie va mirando el plano, cantando los nombres de todos los pueblitos, haciendo rapidos calculos mentales adivinando la hora de llegada, mientras Meteoro acelera.

Javier g. dijo...

Alexandra tu crees en fantasmas?,te lo pregunto porke dicen ke solo las personas ke creen en ellos pueden sentirlos, kizas por eso no sentiste ke penaban en ese room.

Coco dijo...

acabo de alucinar a ese meteoro con su trixie...jajaja, con todo y vestuario :)

Vida dijo...

Go Speed Racer, go Speed Racer
go Speed Racer, go! =)
Vido tambien tenia un Volskwagen, lo vendio cuando en casa quedo disponible un auto mas nuevo, tambien volkswagen pero amazon, que no resulto tan fiel como el escarabajo. Aun lamento la venta, muchos recuerdos (hasta un choque en el que pense que una costilla habia perforado mi pulmon derecho =S). Vido no, es mas practico, dice que le traeria mucho gasto y dolores de cabeza, yo estoy segura que sigue siendo igual de fiel con su nuevo dueño. Sera puro romanticismo?

Coco dijo...

en realidad la relacion entre mi vocho y yo es de amor odio...pero hemos llegado a un acuerdo tácito, no me falla en ningún viaje, pero apenas pisa Lima, hace su berrinche y comienza su huelga.

icaroperu dijo...

excelente cronica en verdad por un momento me hizo recordar un viaje q hicimos mi mancha y yo al centro de nuestro lindo peru pero anecdota nos quedo pa toda la vida un desvio en la oroya, el camino regular era la izquierda pero como vimos puros camiones nos dijimos esos seguro van a la mina asi q nos fuimos a la derecha ahhhhh pucha pasamos por sitios mas desolados q me hicieron recordar las leyendas urbanas de los andes. (ese camino nos desvio unas 3 u 4horas de la ruta normal) ya les estare comentando mi reciente vivencia norteña

alborotada dijo...

yo considero al volskwagen el auto ideal, le entra a casi todo (si no fuera x su tamañito le entraria a todo) y es economico, chvr el escarabajo....
lo mas lejos q he llegado a sido cañete, viaje para el olvido x culpa de los moscos....

leslie dijo...

a verrr... probando ..probando... 1, 2, 3....

leslie dijo...

YEEEEEEE!! AL FIIIIN! SI SE PUUDOO!! gracias a la "VIDA" q me ha dado tanto ;)
luego comentooo...
A CANTA?? como diria Melcochita: NO VAAAAYAAAAN!!!

Coco dijo...

china!...transmision recibida!...welcome home!

alborotada, le doy el beneficio de la duda a tu comentario de que "si no fuera por su tamañito, le entraria a casi todo"...dejenme a mi y mi mente cochina, jaja

aLexandra dijo...

por contradictorio que pueda sonar esto que pondre a continuación: yo no se si creo o no en fantasmas, pero me dan miedo.

en nuestro cuarto todas sabiamos lo de la niña (de las dos veces que habíamos ido a canta) y todas teniamos algo de temor, creo. pero en fin. las otras chicas que se burlaban de nuestro cuarto fueron las que terminaron 'experimentando' lo de las luces extrañas así que...

ah, eso sí. en ese mismo cuarto un año después rompieron una cama. estaban armando chacota y se subieron varios. una amiga me cuenta que de pronto se rompieron las patas y se cayeron todos.

alborotada dijo...

tan cochina como la mia, no lo dudes....pero me imagino q siempre se las ingenian los propietarios, no?....
ya se extrañaban los comentarios de leslie....

Yvan dijo...

lo del viaje en volocho debe ser toda una aventura, mi amigo me ha dicho para viajar en su volswagen pasat del año 82 a yauca y creo que le voy a tomar la palabra, si no llegamos nos quedaremos por ica y si nollegamos a ica igual nos quedaremos por las playas del sur , la cosa es que viajaremos de todas formas jejeje

Canta y obrajillo son lugares muy cheveres de visitar , yo he ido como a 3 campamentos y la verdad lo unico malo es el frio que hace en las noches , de ahi la pasas muy bien, el paisaje , el ruido del rio, las truchas etc son buenas herramientas de relajacion ( incluyendo el trago ) ,otra anecdota del camping fue que una pareja de amigos que se perdieron por ahí en la noche ( que habran querido hacer) en la oscuridad y lejos del campamento empezaron a escuchar voces como de niños , buscaban con la linterna de donde salian los ruidos y no podian localizarlos asi que partieron la carrera y estuvieron asustados buen tiempo, ( aunque con el trago se les desaparecio el susto)
gente del lugar comento que ahí siempre se escuchan esso ruidos por los duendes que existen por la zona , asi que con tantas historias que me han contado sobre eso que ya estoy empezando a creerles


saludos a todos

Renzo dijo...

Que alucinante...
Se de dos experiencias paranormales contadas por personas por las que pondría las manos al fuego...

Una sucedida en un hospital que me emocionó más que asustarme.

La otra cuando me la contaron me dejó tan friqueado (estaba solo en el cuarto de la PC y eran las 11:00 p.m.) y asustado que tuve que llamar a dC para que me tranquilice...

¿Aplicará para un post?

Juez y Parte dijo...

Buena historia Coco y secundo a J en el hecho que hay que ser bien guerra para tremenda expedición. Bien por el Vocho, que es el héroe de la historia. Imagino que algún mimo le habrás dado luego de tal hazaña.

Un lunes después de tantos días sin oficina (que no es lo mismo que sin trabajar :( ) es complicado leer los comentarios con el tiempo y paciencia que se merecen, pero algo me perdí según la secuencia que pude captar: vocho, pista, Canta, fantasma, hueco, vocho, espacio en el vocho, fantasma, mente cochina, se bajaron la cama... vocho.

J^P

leslie dijo...

El VOCHO jaja q palabra! Nunca la habia escuchado en mi corta vida… Coco como pudiste ir a Canta solo por unas horas? Pucha, a mi si q de solo oir la palabra CANTA-OBRAJILLO se me escarapela todo mi escultural cuerpo latino-oriental.. una vez fui a canta porq la Universidad nos obligo para pintar paisajes, uff terrible nos alojaron en un telo viejazo, las camas asi mismo Santa Monica(q no he estado alli aclaro!)menos mal q lleve mi sleeping , me dio una alergia q al dia sgte chape mi combi y me regrese sola con mis oleos y bastidores (todos se quedaron 1 semana!) WAAAKALA!, luego de 10 años volvi con un grupo de amigos para darle una nueva oportunidad a la naturaleza… CRASO ERROR, harto polvo, no habia alojamiento solo un huarique en el q claro no pude ni echarme en la cama, no se como mis patas pudieron jatear alli, me quede sentada (tengo alergia recalco y claustrofobia!)en la mañana fuimos al dichoso obrajillo en burro…haarta gente acampando ppfff.comprendi que, odio el campo, odio las truchas, odio los insectos,las plantas, las carpas, odie al burrito tabanero q me llevo, odio el olor a verde, odio q me rocen las plantas, odio el frio, pero me gusto el cuy,
Salimos despavoridos de alli rumbo a nuestra querida civilizacion...jurando nunca mas volver...
Definitivamente CANTA NO ME ENCANTA!
Ya se acerca la navidad y con ella va aflorando al grinch q llevo dentro :)

leslie dijo...

Alborotada que lindo tu perrito!!!!:)

Coco dijo...

definitivamente, leslie is back, agarrense! jaja

Vida dijo...

Leslie is back y batiendo records!
Creo que acaba de escribir el post mas corto de la historia...jajaja

JOTA dijo...

Mi hermanillo estara de acuerdo con Leslie sobre Obrajillo y Canta: HARTO POLVO!

Bienvenida Mamazota Latino Oriental!

J

aLexandra dijo...

me encantó lo que contó leslie! lo más divertido fue que al menos le gustara el cuy :)

a mí no me gusta el cuy pero tengo mucha hambre. ya me quiero ir!

Diana dijo...

Coco!! por fin leo tu post yehh doble jeje, a mí me encanta viajar, si hay tierra polvo, bachesm rocas, etc etfc lo que sea igual me arriesgo, juro y perjuro q no lo hago más pero reincido jeje.

Hace años luz (uuuuuuh) cuando mi primer año de universidad una amiga un amigo y yo decidimos irnos a la playa en Tacna caminanado, eran sólo 46 kilómetros desde un cruce (no sabíamos q eran como 15 kms hasta el bendito cruce!!!) Llegamos con ayudita ... es una historia larga jeje luego la cuento.

Saludix

Frani dijo...

Yo pensaba que Charly García en "Promesas sobre el bidet" cantaba "cada cual tiene un trip en el vocho" y que se refería a este tipo de cosas... Esto de veras se llama Turismo Aventura. "Bienvenido, amigo viajero, a tiempo de Coco".